Si te gusta la comida mexicana y quieres aportar un toque internacional a cualquiera de tus elaboraciones gastronómicas, un guacamole puede ser estupendo para cambiar de costumbres culinarias. A continuación, te mostramos una opción fácil para preparar salsa guacamole y acompañar los dips que prefieras. El jugoso mango anima un plato de guacamole tradicional. Por ejemplo la variedad Hass aporta un agradable sabor almendrado. "La salsa guacamole es ideal para acompañar bocaditos salados, además de las clásicas fajitas, tacos y burritos, o para disfrutar en la tarde con rodajas de pan tostado.". Este guacamole de mango tiene un sabor dulce y picante a la vez. Para su elaboración necesitaréis los siguientes ingredientes: El primer paso es coger os aguacates, hacerles un corte profundo por todo su perímetro y poder separar sus dos mitades sin ningún problema. Por otro lado pelaremos la cebolla y picaremos la mitad en trozos muy finos, algo que podemos hacer o con un cuchillo muy afilado o con una mandolina, con lo que acabaremos rápidamente. Si los habéis comprado muy verdes, los podéis envolver en papel de periódico y dejarlos en un bol a … Y el que se hace en casa es mucho mejor que cualquiera comprado. Y con muchas recetas con berenjenas, incluso en la página ensaladadecuscus.com nos presentan una receta con guacamole. Si te gusta que pique más, añade chile en polvo o un jalapeño picado. Con un cuchillo clávalo … La piel ligeramente rugosa del Hass, una de las variedades más comunes presentes durante todo el año, cambia de verde a negro violáceo a medida que madura. Pero como muchos platos deliciosos, ha sido adoptado como un aperitivo típico de EEUU. Se trata de una salsa cuyo ingrediente principal es el aguacate y se prepara de una zona muy sencilla, aunque como suele ocurrir con muchas otras elaboraciones gastronómicas, hay muchísimas formas de hacerlo. Quitaremos el hueso y le sacaremos la pulpa con una cuchara, la cual iremos depositando en un plato hondo. Así de simple habremos hecho guacamole para acompañar bocaditos salados, además de las clásicas fajitas, tacos y burritos, o para disfrutar en la tarde con rodajas de pan tostado o galletitas. Cómo hacer salsa guacamole. ✔ Añade más zumo de lima. Ingredientes para preparar guacamole: 2 aguacates 1 tomate 1/2 cebolleta 1/2 limón un chorrito vino de Jerez sal cilantro; Elaboración del guacamole: Retira la piel y el hueso a los aguacates, para ello corta el aguacate por la mitad y separarlo en 2 mitades. No te preocupes, no se aguará. ¿Sabías que el guacamole es tan versátil que se le puede añadir incluso a los calamares rellenos? Súper rápido y fácil, así son nuestras recetas de guacamole casero, perfectas para añadir a tus fajitas, quesadillas, o servido como un dip para los nachos. El guacamole, es una conocida salsa que forma parte de la cocina mexicana, hecha a base de aguacates y otros ingredientes, como pueden ser cebolla, chile, cilantro, lima... El guacamole es conocido mundialmente, y se consume de forma habitual, tanto es así … Cómo evitar que la palta se ennegrezca al cortarla, Cómo preparar Tortillas de Harina (Mexicanas). Con un cuchillo clávalo … En esta ocasión queremos compartir contigo una receta original de guacamole, para que puedas sorprender a los vuestros. Delicioso con nachos, con patatas fritas o con cualquier plato asado a la parrilla. Cuando esté maduro, la piel cederá ligeramente al presionarlo suavemente. Sin embargo, existen diversas variantes de recetas para hacer esta salsa. ¡Absolutamente necesario! Luego, rallamos finamente una cebolla y mezclamos con la palta pisada. Se puede sustituir la mitad de la salsa por calabacín rallado, un secreto para reducir las calorías y aumentar el volumen de cada bocado. La cocina mexicana nos trae una preparación que es un clásico para disfrutar con los famosos tacos. Por eso, el salmón ahumado se puede integrar perfectamente en el guacamole. Es, sin duda alguna, una de mis comidas favoritas. Internacionalmente se la conoce como una salsa para tacos y nachos pero en la gastronomía mexicana es utilizada en guisos, carnes y otros platos autóctonos. También puedes añadir ajo. Una de las grandes ventajas que tiene la Thermomix es que hay muy pocas recetas que no podamos hacer con ella, incluso la que os vamos a enseñar a hacer en esta entrada, el guacamole, para que podáis acompañarlo con muchas elaboraciones gastronómicas diferentes. Está cargado de grasas insaturadas saludables para el corazón, pero también tiene muchas calorías: medio aguacate mediano tiene 160 calorías, 15 gramos de grasa, 2 gramos de grasas saturada y 12 gramos de grasas insaturadas. Esto reduce la cantidad de aire que le llega al guacamole, lo que reduce la oxidación. El guacamole casero es siempre un placer para degustar, tanto como dip con tortilla chips, como acompañamiento para tacos, fajitas, quesadillas y mucho más. El cilantro fresco y el jugo de limón son para el guacamole lo que la leche es para una galleta con pepitas de chocolate. Condimentado con jalapeño y aromatizado con jugo de lima, no podrás dejar de coger más y más de esta salsa cremosa y densa a la vez. El salmón ahumado y el aguacate siempre es una buena combinación. La naturaleza ácida de la lima protege contra la oxidación, así que añade una generosa cantidad antes de guardarlo. Como sucede con la mayoría de las recetas en cada región le dan su toque particular, yo voy a hacer mi versión del Guacamole casero muy fácil para que todos os animéis a prepararlo en casa. Originariamente el guacamole tiene un toque picante, por lo que combina y da gracia a todo tipo de platos. Hablamos de la salsa guacamole, esta exquisitez verde a base de aguacate,  también conocida como palta, cuyo origen se remonta a la época de los Aztecas. Además, las limas ralentizarán el proceso de oxidación, evitando que el guacamole se vuelva marrón.